16 julio, 2007

El Amor

Me había propuesto escribir algo que acompañara el cuento de Galeano que está al final del post, pero la verdad es que no he tenido tiempo de pensar...
Ahora, faltando 9 minutos para que se termine el día, no 8, y pienso en el amor...
Tenía 15 años, él 17. Me acuerdo de sus ojos celestes grandotes y su sonrisa blanca. Y recuerdo sus besos como sinfonías de sensaciones... y sus ganas infinitas de estar conmigo y mi locura por estar con él.
Esa persona que nunca se olvida...

Vieron que lindo reproductor? Bue... al menos el cuento sí está lindo. Buenas noches!

9 comentarios:

BELMAR dijo...




"El ser deja de saberse extranjero
dentro de aquel cuerpo flagelado
y se repliega para alcanzar su fin."

( Desde "Palimpsesto" )


BELMAR

iggy dijo...

Hablas de una etapa que todos pasamos, ¡inolvidable! Quisiera que se repitiera todos los dias y atrapado junto a ella en la banca de la plaza asi fuera.

Pagana dijo...

Hola Belmar, sabes? yo creo que el cuerpo se expande para alcanzar su fin :)

Iggy querido!
Inolvidable, absolutamente!

Patricia dijo...

Amiga , tienes un hermoso blog.
Sabes?...estoy promocionado a un amigo poeta, si quieres pasa por mi blog, y si puedes votar te lo agradezco.
Un fuerte abrazo.

Mistique dijo...

Qué lindos años, y qué bueno que lo recuerdes a él con tanto amor!
Ta mando un beso!

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Esos años, esos amores. Todo es así. Hermoso.

gatopedrense dijo...

que suerte que has tenido al debutar (sexual o chuponeosamente) con un muchachote de "...ojos celestes grandotes y su sonrisa blanca. Y recuerdo sus besos como sinfonías de sensaciones..."

ojala todos hubiesemos tenido las misma oportunidades... ojo! no me quejo de la meretriz entrada en kilos que me inició en el terreno del amor pago... pero lo tuyo suena mucho más romantico

BELMAR dijo...

...¿Me invitas a tu bosque?

Bichicome dijo...

Mmmmmmmmmmm
y en esa epoca habia tv color?? :P