09 diciembre, 2007

Defendiendo el deseo propio

Estaba respondiendo los comentarios en el post anterior y se me hizo tan largo lo que tenía que decir, que mejor era escribirlo como una nueva entrada. Así que ahí va!


Ana y José son pareja y cada uno de ellos tienen una planta que les gusta mucho. La de Ana es un Ficus y la de José es un Cedro. Un día deciden hacer un cambio de plantas para que el otro la cuide (porque se tienen confianza y se quieren y sienten el mismo amor por las plantas, etc.).
Después de un tiempo cada uno empezó a extrañar su arbolito (es que por más que fueran plantas los dos, Ana amaba los ficus y José los Cedros) entonces deciden ir a verlos.
Los dos habían hecho su mejor esfuerzo para cuidar la planta del otro. Al juntarse una desilusión enorme los invadió a ambos. Ana, con todo el amor d
el mundo, había convertido el Cedro de José en un bonsai hermoso (porque le encantaban los bonsai) pero a José le hubiera gustado que creciera porque a él le encantan los árboles frondosos y grandes... A su vez, José, guiándose por su propio deseo, regó, fertilizó y puso en una maceta enorme el Ficus de Ana y había conseguido, en poco tiempo, que ésta alcanzara un tamaño espectacular. Ya no había vuelta atrás, era imposible convertirla en bonsai.

No fue falta de dedicación, ni de amor, ni mala intención, solo fueron deseos encaminados por diferentes lugares...


Si querés tener un arbolito a tu gusto, cuidalo vos, hacelo crecer como más te guste y después si tenés ganas, compartí tu obra con el otro.

31 comentarios:

ElPoeta dijo...

Muy sabio tu consejo, amiga. El esfuerzo amoroso y el cuidado no se pueden poner en otras manos que las propias. Un beso,
V.

Câline dijo...

Es duro, pero por más que quisiera conseguir una manera de contradecirte (no por el hecho de contradecirte, sino porque quisiera que esto no fuera así), no puedo.
Cada quien tiene que ocuparse de lo suyo, sobre todo si es algo muy personal e importante...
Un abrazo!

gabriel dijo...

Tal cual. Hay algo más además de las mejores intenciones...

Pagana dijo...

Es cierto poeta, uno es el único responsable de alcanzar su deseo.

Querida...
Es que la vida es muy valiosa como para encargársela a otro... Si, quizás sea duro zafar de la huella... pero se puede y se consigue ser feliz. Un abrazo.

Verdad, Gabriel. Los deseos son tesoros invaluables para uno y quizás insignificantes para el otro...

Un abrazo a los tres.

Don Atealgo dijo...

Como decían por ahí... "así pues sí"... ja ja ja

Esta imagen que con impecable docencia describiste es clarísima, en cuanto a no poner los deseos propios al cuidado de otro, aún suponiendo que el otro pondrá lo mejor de sí en cuidarlo.

Qué nota tengo?

Aprobé o tengo que estudiar para febrero?

ja ja ja

:)

manolito dijo...

y si ana y josé se dedican a cuidar el ficus y el cedro juntos pero no revueltos?.
y si los dos cuidan a la vez el cedro y el ficus?.
no se liaran un poco los desos de ambos?.no es tan dificil liar las cosas.
sigo sin aclararme con esto de los deseos.lo siento.
creo q necesito algunos ejemplos más.
un beso grande.pagana.

YosoyineS dijo...

Es cierto, para mí el esfuerzo de cada uno determina cómo le va en la vida.

Besotes!!

Alejandro dijo...

Es algo tipo: ''Sólo haciendo lo que amas pasarás por el mundo provocando que muchos sigan tu mismo rumbo.'' RA

Mariolo dijo...

Don Ate pregunta por su nota,si aprobó. Asi que sin dudas conmi respuesta me voy a febrero, julio , diciembre in eternum.

Porque yo, que estoy de acuerdo con este ejemplo, que lo leí y me pareció excelente y muuuuy claro; pues le pregunto a la profe, "Señorita, ¿Y nunca nos planteamos que Ana y José viven en la misma casa?. Porque de ser así, al otro día de cambiarse los cuidados de las plantas, seguramente ambos habrían notado la diferencia de cuidado que el otro le daba a su planta y en una conversación habrían aclarado el asunto. O sea, estaba la buena intención, estaba la voluntad y estaba el deseo fundamental de agradar al otro. Si bien Ana quería un bonsai, había tenido la suficiente confianza en dejar que esta labor la hicier José, porque sabía que el se empeñaría en hacerlo bien. ¿Intercambio de deseos, me dice Ud?, puede ser, esta vez le admito eso; pero más que nada, para mi entender, es un intercambio de confianza".

Y si, el pobre flaco fue a parar a bedelía, le dojeron que de una se iba a examen y ya no lo salvaba ni Magoya.

jajaja, Besos.

Protheus dijo...

Si existiese entre ambos una comunicación eficaz de deseos y metas, habrían sabido qué hacer con el arbolito del otro. Pero, como bien dice Silmariat: "Somos TAN humanos".

Bichicome dijo...

A mi me gustan los perros.

VUELVO AL SUR.. dijo...

El deseo o la buena intención sin conocimiento suelen no dar resultados tan efectivos y a veces produce, como en este caso resultados desalentadores. Recordás la flor del principito? No era la mas bella, pero era la suya... y eso lo hacía feliz.
Un saludo Pagana. desde México

Anónimo dijo...

Somos responsables de aquello que nos hacemos cargo. En cuanto depositamos esa responsabilidad en otra persona, ya deja de ser nuestra.
Si deseamos que nuestro ficus sea un ficus tal cual lo queremos, no pongamos esa responsabilidad en otras manos... o bien dejemos que sea el mismo ficus quien decida ser lo que quiere ser.
El roble y el cipres no crecen uno a la sombra del otro, sino con el espacio sufiente entre cada uno para crecer y ser.
Solo siendo nosotros mismos y entregando nuestro fruto verdadero es como realmente podemos llegar a compartir en armonia.

Walter Hego dijo...

Paga: ¿Zafar de la huella? ¿Zafar por completo de la huella (la única manera de zafar realmente, ya que zafar a medias no es zafar, como se comprenderá)? Linda ilusión.


Ine: El esfuerzo que uno es capaz de hacer está tan determinado por el destino como cualquier otra cosa.

Destino, es decir, una combinación de tres factores, a saber: información genética, influencia ambiental y azar.

Y contra el destino, como dice el tango, nadie la talla.

Pagana dijo...

Sote! Don Ate! jejejjee Igual se podría hacer un master, nunca viene mal :D

Ta bueno cuidar de a dos los deseos siempre y cuando no se pierda la identidad. :D Próximamente le ponemos más ejemplos.

Yo toy de acuerdo con eso Ine, así tal cual lo dice, estimada.

Y si no te siguen no importa Ale. El único que no puede perder la convicción es uno mismo. El deseo es propio.

jajajaja no Mariolo, el flaco tiene un cimiento en donde ha crecido y no es changa revisarlo. Si Ana y José viven juntos para qué dejarle el cuidado al otro? digo, por qué no hacerse cargo cada uno del suyo y mientras ir compartiendo los resultados?

Don Atealgo dijo...

"Sote! Don Ate! jejejjee Igual se podría hacer un master, nunca viene mal :D"

Aprobé aprobé!!!

Andá llevando Mariolooooo... ja ja ja ja

:)

Pagana dijo...

Sí, puede ser Proth, pero siempre hay un tema de interpretación, que tampoco es mala voluntad y que tiene que ver con nuestra propia historia y con nuestro propio deseo que puede llevar a hacer con el deseo del otro, cosas que el otro no quiere. Por qué dejarle algo tan nuestro como responsabilidad al otro? Por qué no hacernos cargo?

Cuidado no te lo conviertan en pequines, Pablo!

Y eso la hacía única, Vuelvo al Sur... y era única para el Principito...

Anónimo, que linda mirada. Qué pena que sea anónimo, pero de cualquier forma bienvenido si es la primera vez y se lo espera por aquí cuando guste.

Walter, no hay para que safar totalemente de la huella. No toda la huella es mala. Hay que zafar solo de la parte que nos lastiman los tobillos :)
Habrá cosas imprevisibles, pero hay muchas, estimado, que se deciden y se consiguen a laburo.

Pagana dijo...

Como verán, soy fácil para poner nota! jejejejje Qué mala docente por favor!

Mariolo dijo...

Yo sabía que reprobaba, pero eso de que un compañerito me refriegue en la cara que salvó ....

ahh noooo, mirá que fui al 19, ehhhh ...

jajaja

Don Atealgo dijo...

Mariolo no te sientas mal.. el tema es que vos estás congelado en los tiempos de la TV en blanco y negro y por eso no percibís bien los matices de los colores... ja ja ja

:)

Mariolo dijo...

Me puse a mirar los avatar de cada uno y put..., soy el único en blanco y negro...jajaja (pero en el Cub soy a color).

Ate, sos un Hijo de ....tu mamá y tu papá, claro

Pagana dijo...

Niños! no peleen! jejejejejje

(y la señorita maestra se pintaba los labios de colorado detrás de un espejito de mano, luego de acomodarse la camelia que tenía puesta en el pelo)

Don Atealgo dijo...

Mariolo fue el que empezó...

:(

Mariolo dijo...

jajajajajajajajajajajajajjajajajaja

Cuando leí lo de la maestruli, hoy (muy coqueta ella), pensé en poner eso .."él empezó".
No lo hice y sácate, el guacho me acusa ...mmaaaalllll

Anónimo dijo...

Dulce Pagana...
No es la primera vez que ando por aqui, tampoco sera la última.
Cuándo será el dia que reconozcas mi mirada? :)

Pagana dijo...

Niños, otra vez?! -dijo la maestra sin sacar los ojos del espejito de mano, qué ahora reflejaba una sobra azul dispersándose en los párpados...
Entonces se escuchó un murmullo que llegaba desde el patio por donde pasaban jóvenes colegas.
-¡Cada vez más parecida a Gasalla!
La maestra puteó por lo bajo, pero siguió en su tarea de chapa y pintura.

Anónimo, que compromiso... hay miradas que se me hacen conocidas... pero... serás el dueño de esa que tanto quiero? ^_^

Beso

Mariolo dijo...

...cuando vieron que un botija que se asomó y miraba fijo a la maestra (pícaro, lo hacía a través del espejo), los gurises se fueron rajando al patio.

Ahi se enteraron que el muchacho era griego, Anonimous ...


luego escribieron un libro, "Cómo irse al carajo en un blog"

Dharma dijo...

Toda una fuente de inspiración! Fue un placer leer este texto!

Saludos!

Pagana dijo...

Dharma! qué alegría verte por aquí. En que parte del mundo estás? volviste a Uruguay o seguís en México?

Espero que tengas funcionando tu blog, ahora voy a vichar.

Un abrazo y un gusto leerte! :D

Anónimo dijo...

Dulce Paganita
desde el comienzo de los tiempos las miradas se buscan...
y se encuentran...
Hay alguna duda?

Pagana dijo...

Ninguna, querido Lord C...

Un beso a orillas del río.