29 diciembre, 2007

Jugada Sucia y La Teoría del Infame

...Y veía que me contestaba en un tono que no correspondía a mi mensaje y no podía entender qué le pasaba... Hasta que a alguien se le escapó un dato y me dio la clave de la jugada.
No tuve que hacer gran cosa para llegar a la segunda pista, aunque fue casi otra casualidad terminar de saber cuál había sido la jugada anterior.
Alguien, con muy poco honor -si a caso tiene algo- había jugado muy hábilmente. Aprovechando el escenario dado, había acomodado las piezas para que todo apuntara hacia mi.
Teniendo claro el lugar de cada pieza, la siguiente pregunta era saber quien podría haber sido el jugador deshonesto.
Hablé con dos personas; una de ella fue el dueño del tablero, la otra, un observador atento. Los dos coincidieron en que la intención fue ensuciarme. El segundo aseguro no creer que yo fuera la autora de la infamia, el primero dijo que lo había pensado, pero que finalmente no lo creía.
¿Quienes podían ser los candidatos a ocupar ese anonimato?
Una lista de personas se fue desplegando lentamente. Algunas con más probabilidades que otras si usaba el sentido común. Fui descartando hasta quedarme con dos, pero sólo una cumplía con todos los requisitos según vimos con una de las personas antes mencionadas.
Solamente hay una persona que a la vez, me detesta, le interesa quitarme del medio, tiene la costumbre de engañar, disfrutaría de las reacciones colaterales, hizo ruido para que las miradas se dirigieran hacia mi en un lugar propicio y que considero lo suficientemente enferma como para hacer tal despliegue de bajeza. Solo una persona...
No tengo pruebas, solo suposiciones en base al conocimiento; La teoría del infame.

En ese punto de la historia caí en la cuenta que varias personas con las que simpatizo, sabían de ésta situación y no me habían dicho ABSOLUTAMENTE NADA.
Por el motivo que fuese, por cuidarme, por no meterse, porque se les haya pasado por la cabeza que yo podía ser la responsable, por lo que fuera, me dejaron en la ignorancia sin la posibilidad de defenderme de los ataques, decidiendo por mi, mi silencio.
Estoy sola.
Recién ahora entiendo lo que me decía Lord F. sobre la confianza y la lealtad y además creo que es una escuela que voy a empezar a seguir.


Para terminar, les quiero decir un par de cosas a las personas que cometieron el error garrafal de pensarme la autora de éstos hechos deplorables que, de ésta lado no hay cobardía. Lo que quiero decir lo digo sin eufemismos, justamente esa es la razón de los conflictos. No me escondo ni en un anónimo ni detrás de nadie para señalar lo que me desagrada. No le voy a llorar ni a inventar historias a nadie. Lo que no digo allí, lo digo aquí y siempre poniendo la cara. Las bajezas y la cobardía se las dejo a los infelices.

Salud.

15 comentarios:

Francico dijo...

Paganita:

¿Sola? Ni ahi!

Yo estoy contigo. A muerte.

Francisco

Pagana dijo...

Gracias, Paquito. TQM

Bichicome dijo...

A la mierda.. que paso???
Si, me adhiero a paquin.

Pagana dijo...

Mediocridades, negro...
Gracias y un abrazote.

Charruita dijo...

Pagana, como soy tu lectora fiel desde hace mucho tiempo y no integro ninguna comunidad blogger, no entiendo mucho de que va este post.

Jamás había leído ninguna irrespetuosidad en tu blog, pero sugiero pongas moderación de comentario si es que van a atomizar este blog de anónimas bajezas. Porque los bloggers que te leemos de siempre no tenemos que soportar agravios sobre una blogger que respetamos y apreciamos. En este caso, vos.

Y espero pases este mal trago de la mejor manera posible.

Cuida tu blog.

Un abrazo.

Pagana dijo...

Quizás tengas razón, Charru. De hecho estoy de acuerdo con que quienes me leen no tienen por qué soportar la falta de respeto. Por ahora no quiero renunciar al derecho de tener mi blog abierto a quien quiera decir lo que le plazca, siempre y cuando traiga altura en sus palabras.
El comentario al que haces referencia lo eliminé y trataré de hacer eso las veces que sean necesarias. Llegado el caso que mi paciencia se acabe, los comentarios serán moderados.
Gracias, Charru.

Un abrazo.

Jorge Ampuero dijo...

Muy buena prosa para romper el silencio. Me gusta la descarnada sutileza de tu blog. Espero pasar seguido a checarte, y de hecho que estas cordialmente invitada a mi blog, por supuesto :D

Saludos...
y FELIZ AÑO NUEVO...!!!

manolito dijo...

chiqui.te conozco hace algo de tiempo y se q eres todo menos cobarde.
te tengo por muy buena gente.
creo q por lo menos se te debe un respeto.
un besazo.se paciente.cuídate.

Pagana dijo...

Jorge, sea bienvenido a ésta claro del bosque hoy cubierto de negrura.
Pasaré por su casa.
Hasta pronto.

Gracia Manu. En éstos momento, leer esas palabras me dan un respiro de aire limpio.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Dulce paganita, te dejo esta reflexion:

Después de la 2a Guerra Mundial, un joven piloto inglés probaba un frágil avión monomotor en una peligrosa aventura alrededor del mundo.

Poco después de despegar de uno de los pequeños e improvisados aeródromos de la India, oyó un ruido extraño que venía de detrás de su asiento y se dió cuenta que había una rata a bordo y que si roía la cobertura de lona, podía destruir su frágil avión.

Podía volver al aeropuerto para librarse de su incómodo, peligroso e inesperado pasajero. De repente recordó que las ratas no resisten las grandes alturas.

Volando cada vez más alto, poco a poco cesaron los ruidos que ponían en peligro su viaje.


MORALEJA:

Si amenazan destruirte por envidia, calumnia o maledicencia,

VUELA MÁS ALTO!!

Si te criticaran,

VUELA MÁS ALTO!!!

Si te hicieran alguna injusticia, o defraudaran tu fé...

VUELA MÁS, MÁS... ALTO!!!!!!!


ACUÉRDATE SIEMPRE QUE LAS ratas NO RESISTEN LAS GRANDES ALTURAS...


Deseo que hoy y siempre tengas el coraje de levantar vuelo y volar siempre alto, muy alto, con la cabeza en las nubes y los pies bien fijos en el suelo...

Deseo también que cuando estés volando sepas mirar para abajo y ver que existen criaturas mucho más pequeñas que tú y cuán grande e importante eres delante de ellas, y que en esa misma proporción, también mires para arriba y veas cómo es de grandioso el cielo que te cubre y percibas el tamaño de tu pequeñez frente al universo.

"Ni el mas inmundo, oscuro e infecto lodazal puede ensuciar el reflejo inmaculado del lirio"

Besos y abrazos, de esos necesarios :)

rafico dijo...

Algo de Gibrán me caló mucho y fue que caundo uno está de espaldas al sol siempre verá sombras... sé que presta para muchas interpretaciones... Busca el sol en unos ojos tiernos ;D

Un abrazo grandototote Pagana, y un deseo de todo lo mejor (mucha salud y mucho dienro) para el próximo año y los venideros...

Walter Hego dijo...

Paga: Vos sabés que también contás conmigo, a pesar de los espíritus chiquitos que tratan de sembrar cizaña intentando hacer que lo dudes.

Yo que vos, cero bola a la gilada.

Un abrazo.

Pagana dijo...

Lord Carlos, usted siempre acertando... Gracias por recordarme la perspectiva. Lo quiero muchísimo, sabe?
Me llevo la historia a Cuentos Paganos. Un abrazo enorme.

Gracias Rafico, esa es otra gran verdad. Buscaré el sol, aunque sepa tras de mi las sobras. Un abrazo grandote.

Walter... hasta de los espíritus chiquititos se aprende. Al menos ésta vez a mi me dejaron una lección grande.
Un abrazo.


Salud a todos, buen final, buen comienzo.

mahiakeff dijo...

¿Habría que aforrarle a alguien? Usted ya sabe que por acá por estos lares, cuando hay amistad, es a morir. Avise.
Otro cuento: un tipo acongojado, va donde su maestro a pedir ayuda. Este le dice que está ocupado, que si le ayuda a resolver primero su problema, mas rápido le ayudará con el suyo. El tipo dice que bueno. "Anda al mercado y vende estas monedas. No aceptes menos de dos denarios por ellas". En el mecado varios le dicen que, a lo mas, dan un denario. El tipo vuelve desazonado donde el maestro, y este le dice "Ahora ve al joyero. Ve cuánto te da pero no se las vendas". El joyero le dice que ahora no le puede dar mas de 70denarios, pero si le deja las monedas, las pódría vender hasta en 90. El tipo, sorprendido, vuelve donde el maestro. Este sonríe. "Tú eres como estas monedas. Solo los joyeros saben de su valor real. El resto... ¿tendrá importancia?".
Supongo que lo conoces. Es un viejo cuento traído y llevado, pero no por eso menos certero para una hora como ésta. Quienes te conocemos, sabemos perfectamente quien eres. El resto, los que viven en el mercado... allá ellos.
Un gran abrazo por siempre

L.

Pagana dijo...

Sí, mi querido Mahiakeff, lo conocía al igual que el que me dejó Lord Carlos. Me lo llevo también para Cuentos Paganos, sobre todos para no volver a olvidarlos cuando los necesito. Gracias por tu amistad, que la sé noble y fuerte. También te quiero y mucho.