18 agosto, 2007

Príncipes y Dragones


Lord Bruno, el príncipe de este bosque es un espejo en donde esta pagana se mira con frecuencia y el más poderoso de mis maestros.
El pequeño príncipe viene dándole pelea a su dragón desde hace más de 7 años. En todo este tiempo de batalla, el desgaste y el cansancio le han dando ventaja al dragón y Lord Bruno casi se ha acostumbrado a vivir con heridas y rasguños. Tanto es así, tanto se acostumbró al agresión de su Dragón-Diabetes, que cuando lograba tener más o menos controlada a la bestia, él, el príncipe, se sentía mal físicamente. Es curioso como el cuerpo se acostumbra al daño constante...
En estos días está aprendiendo a vivir con él. Lord sabe que su dragón lo acompañará mucho mucho tiempo y parece estar encontrado su propia forma de domarlo y hacerlo su amigo. Bruno también está aprendiendo a disfrutar de su piel sin heridas, sin mordidas, ni quemaduras... De a poco...

Todos tenemos nuestro propio dragón acechándonos. A veces tienen nombre propio, como el de Lord Bruno. A veces son más difíciles de identificar. Como toda criatura mágica, a veces toman formas extrañas y engañosas, otras veces no los queremos ver y somos nosotros quienes los hacemos invisibles a pesar de sentir el dolor de zarpazos...
En todos los casos esos dragones pueden ser letales... tan letales como los dejemos ser, tan aliados como los querramos...

Desde centro del bosque, les mando un abrazo prendido en el viento.

14 comentarios:

Andres dijo...

te sobran fuerzas para pelear como a bruno!!!! abrazote

Bichicome dijo...

Sip, todos tenemos nuestros dragones, mostros, ogros y demas...

YosoyineS dijo...

No conozco cuento en que no se haya matado al Dragón (excepto Shrek, en el que se amigan con la dragona), así que don't worry, que lo que no te mata te hace más fuerte.

Besototes guachis!!

topita_voladora dijo...

No sabes como te entiendo!!!
Yo personalmente en determinado momento de mi vida, tuve que darle lucha al "dragón" y aceptar que me va a acompañar siempre, pero de mi depende como...
Por ahora llevamos una convivencia en paz, no por eso dejo de vigilarlo, que a veces quiere hacer trampa ;)

beso para vos y Bruno!

Mistique dijo...

A esta altura él ya es un Dragón luchando contra otro, la diferencia radica en que Bruno es de los buenos y el otro no.
Beso a mi amigo genio, que toy segura que ya de taquito maneja la cosa...
Abrazo y vamo arriba que ese botija va pa delante.

Andres dijo...

que fuerza que tiene ese guri, lo tenia que decir

manolito dijo...

creo q los dos tienen fuerzas para apoyarse mutuamente.
él con su dolor y tú con tu angustia sabéis sobreponeros a todo.
un beso grande para los dos.

Lord Bruno dijo...

no lo hubiese podido combatir si no hubieses estado a mi lado todo este tiempo... te quiero, muchos besos y abrasos!!!

PD: esto solo es el principio ;)

KrustyCat dijo...

Impresionante Bruno, que lindo.
Un babero grande para la mama.

METIS dijo...

lo bueno es identificar al dragon y saber como hacerle frente. o como hacernos su amigo, pero nunca decaer ante la batalla.

besos

S H A H dijo...

Hi Parte Pagana
Really you have a nice blog, I Like, and I hope to accept me as a Freind

S H A H

gabo_uy dijo...

me encanto la entrada! siempre es bueno una mano amiga (o maternal) para enfrentar el dragon de uno, hace la diferencia ;)

Pagana dijo...

Ojalá Andrés... Otro abrazo para vos.

Y no se les puede dar la espalda, vio negro?

Ine, si se muere el dragón, nace otro o se le da importancia a otro... parece que Shrek :)

jeje, no se puede sacarle el ojo de arriba a esos bichos, Topita!

Uf! y cada día lo demuestra ser más hábil...

Si Andrés... tanta que uno no puede dejar de asombrarse :)

Manu! a veces uno se pierde un poco y se siente chiquito ante tal desafío...

Lord... Esta pagana está orgullosa de ser su escudera. Abrazotes!

Krusty, jejeje un babero y varios trapos de piso!

Metis, que lindo verte por aquí. Es verdad, tu sabes de dragones también, me consta.

Shah, todo bien, seamos compinches!:D

Si Gabo, parece que así la pelea es más llevadera.

Charruita dijo...

Tal cual Pagana! Gran verdad...