07 febrero, 2008

La leyenda y el año de la Rata



Cuenta una leyenda que hace mucho mucho tiempo, el emperador de Jade envió cartas a todos los animales de la creación. En ella decía: "Mañana por la mañana, quiero que vengan aquí, y según el orden en que lleguen, del primero al décimo segundo, designaré su jerarquía entre todos los animales, correspondiéndole a cada uno un año".

Los animales estaban muy animados con la carrera.

Se dice que alguna vez, la rata y el gato fueron muy
buenos amigos. A pesar de todo, estos dos animales eran los peores nadadores en el reino. Aunque malos nadadores, ambos eran muy inteligentes, entonces decidieron que la mejor forma y la más rápida de cruzar a través del río, era en la espalda de un búfalo.
El búfalo, siendo un animal bueno, estuvo de acuerdo en cargarlos a través del río. Sin embargo, por haber un premio de por medio, la rata decidió, que para ganar, debía hacer algo. Cuando estaban llegando a la orilla, la rata pegó un salto, no sin antes empujar al gato al agua. (Es por eso que el gato se convirtió en el enemigo natural del ratón y del agua)

Tras esto, la Rata llego a la orilla y reclamo el primer lugar en la carrera. Por lo tanto es el primer animal del horóscopo chino.

Seguido de cerca por el fuerte Búfalo, que fue nombrado el segundo animal del zodiaco.

Luego del búfalo vino el Tigre, quien explico -jadeando- como lucho contra las corrientes. Pero su gran fuerza le hizo llegar a la orilla y convertirse en el tercero del zodíaco.


El cuarto puesto fue para la Liebre
, quien gracias a su habilidad de saltar, pudo brincar de una orilla a otra. Explicó al Emperador que estuvo a punto de caer al río si no llega a ser por un pedazo de tronco flotando en el agua.

Luego llegó volando el
Dragón. Este explico al emperador, que no pudo llegar primero dado que se detuvo a crear lluvia para ayudar a la gente y criaturas de la tierra. Además, en la línea final encontró un conejo aferrándose a un tronco al que ayudo dándole un empujón con su aliento para que este pudiera llegar a la orilla. El emperador, sorprendido por su amabilidad le otorgo el quinto lugar del zodiaco.

Poco después se oyó al caballo galopando, al que la Serpiente dio un susto haciéndolo caer, de forma que ésta llego en sexto lugar y el Caballo en el sépt
imo.

A poca distancia del lugar se encontraban la Oveja, el Mono y el Gallo que se acercaban a la orilla río. Las tres criaturas se ayudaron entre sí para cruzarlo. El gallo construyó una balsa de madera para los tres animales. La oveja y el mono despejaron la maleza y finalmente remando y remando consiguieron llegar a la orilla contraria. El emperador, muy complacido por el trabajo en equipo de los animales, nombró a la oveja el octavo animal, al mono el noveno y al gallo el décimo.

El onceavo animal fue el Perro. Aunque el perro debería haber obtenido un buen puesto ya que era el mejor nadador de todos los animales, se retrasó ya que
necesitaba un baño después de la larga carrera y al ver el agua fresca del río no puedo resistirse.

Justo cuando el emperador iba a dar por cerrada la carrera escuchó el gruñido de un pequeño Jabalí. El había comenzó la carrera hambriento, por lo que al poco de empezar se dio un banquete y hecho una siesta. Cuando despertó, continuó con la carrera y llegó justo para ser nombrado el animal número doce del zodiaco.

El gato llegó demasiado tarde (en el lugar trece) por lo que no pudo ganar ningún puesto en el calendario, ni en el horóscopo chino, convirtiéndose en enemigo de la rata para siempre.



¡Feliz año nuevo chino!
¡Feliz año de la Rata!


In illo témpore: En aquel tiempo.

4 comentarios:

Mariolo dijo...

MUY BUEN AÑO DE LA RATA.
Me gusta mucho este zodíaco.
Ta, cuenta la leyenda que el mejor animalito llegó en séptimo lugar, pero asi son a veces estas carreras.
hay que dejar que otros bichitos menores lleguen antes, por su ego, claro..

jajajajajajajajajajajaja

Anónimo dijo...

Soy el Gallo, el héroe, el menos comprendido y el más excéntrico de todos los signos. No se me ve desaliñado, me paseo mostrando toda mi dignidad. Creo que adivinás quien sos!

Alejandro De Barbieri dijo...

Hoy tu tiempo es real / nadie lo inventa
y aunque otros olviden tus festejos
las noches sin amor quedaron lejos
y lejos el pesar que desalienta

tu edad de otras edades se alimenta
no importa lo que digan los espejos
tus ojos todavía no están lejos
y miran / sin mirar / más de la cuenta

tu esperanza ya sabe tu tamaño
y por eso no habrá quien la destruya
ya no te sentirás solo y extraño

vida tuya tendrás y muerte tuya
ha pasado otro año / y otro año
le has ganado a tus sombras / aleluya
«Onomástico» (Las soledades de Babel) (II; p. 122)

Alejandro De Barbieri dijo...

me olvide de citar al autor
el poeta uruguayo MARIO BENEDETTI
el libro es "soledades de babel" que contiene preciosas poesias poco conocidas o poco difundidas
un abrazo
ale