05 julio, 2008

Un Italiano en Uruguay


Leyendo a Willow [AQUÍ], recordé a mi abuelo Paolo. Llegó a Uruguay después de la guerra, allá por mediados de siglo. Aquí tuvo a sus hijas y su nieta, su pequeño astillero, su azotea en dónde cultivaba esponjas vegetales, tomates y albacas. Aquí escribió su libro en el que hablaba de paz.

Supe que fue un hombre algo duro, aunque yo recuerdo de él su "
forzaaaa" cada vez que me saludaba agarrandome de las mejillas con una sonriza blanca y alegre y recuerdo que a pesar de entenderle poca cosa (porque siempre se resistió a hablar buen "uruguayo") era un tipo muy crítico del paisito y su gente. A veces parecía que el Uruguay no era de su agrado y no dudo que haya sentido más de una vez que estaba entre indios (sobre todo si estaba enojado).

Vivió entre Uruguay e Italia, cómo si estuviera a la vuelta de la esquina uno de otra.
Volvió a su tierra natal las veces que la sangre se lo pidió, pero cuando supo que su hora estaba llegando, volvió a Uruguay.
Hace muchos años el abuelo eligió ésta tierra para morir... Quizás haya sido porque el paisito supo hacerlo sentir en familia...

¿Cuántas cosas no se hubieran dado, si aquí se les hubiera dado la espalda a los inmigrantes...?

La foto es de la boda de mis padres. Mi abuelo está en medio de mi tía y mi mamá.

12 comentarios:

Willow dijo...

Querida Pagana:qué otra cosa puedo decir...GRACIAS por los recuerdos...y cómo tu abuelo, muchos emigrantes ya no están.Pero quedaron en nosotros todas quellas cosas queridas y dejadas atrás,de su país natal.Besos.

Bichicome dijo...

Bueno.. y si tu abuelo es italiano, vos que haces todavia aca'?? :P

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Amiga Pa’ganá:
Siempre que leo algo sobre abuelos o inmigrantes, me es inevitable, no recordar la maravillosa canción, de Alberto Cortez, “El abuelo”.
Yo también tuve, prestado, además, de mis verdaderos abuelos, uno gallego que fabricaba estrellas maravillosas que salían de una rueda para afilar.
Gracias por el recuerdo.

Todo lo mejor para ti.

PS: Te regalo esto: http://www.youtube.com/watch?v=1g5URkmwKME

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

NOTA: A veces hay que barrer para la casa. Te regalo la versión de “El Abuelo” de una jovencísima Mirla Castellanos…, por ella conocí esa canción.
http://www.youtube.com/watch?v=K7Fjb54NECE

Pagana dijo...

Qué sería de éstas letras si el abuelo no hubiera llegado, no?

Pretendo quedarme acá, Bichi. Adoro los deportes extremos, jejeje

Gracias a vos por el regalo, Hechicero y por la visita, que siempre es grata.

david santos dijo...

La vída siempre vien con nosotros para el lugar de partida.
Muchas felicidades para tu abuelo.
Tu texto es muy hermoso, muy querido.
Abrazos.

Korkuss dijo...

Pues veo que la asendencia italiana es otra similitud.

Un beso.

manolito dijo...

supongo q uno se hace a donde vive.no se si podría emigrar..supongo q es cuestión de necesidad.

guapísima la foto q pones.ya se de dónde salió tanta belleza en ti.jejejejejee

besos.

Cabalayka dijo...

...La vida se abre camino...He venido a visitarte y leerte. Un afectuoso saludo, desde España.

Anónimo dijo...

Parece novela de Isabel Allende...que bonito

Anónimo dijo...

Hola mamuchis, espero que todavia te acuerdes de mi :P hace unos dias que te busco por donde solia encontrarte, pero creo que ya el unico lugar donde puedo tener noticias tuyas es por aca, asi que vengo a saludarte como debe ser
En fin, me alegraria saber que estas bien, al menos solo eso
un beso grande
te quiero mucho, como siempre
ferchu
tu hijito :D

Pagana dijo...

Gracias David. Un gusto leerte por aquí otra vez.

No digas, Korkuss?

jejejje Gracias Manu! Igual, ojalá yo hubiera salido más parecida a mi mamá, ella sí que es guapísima!

Bienvenida, Cabalayka. Volvé cuando quieras, siempre serás bienvenida por éstas tierras paganas.

Gracias, Anónimo. Eso sí que fue un halago.

Holaaaaaaaa hijito querido! Qué alegría saber de vos! En un rato te busco en esos caminos en dónde solíamos encontrarnos.

Un abrazo a todos!