18 marzo, 2008

Constancia

El sabio arte de sostener el deseo


Yo ya no tengo dudas, lo quiero en mi vida. Él no está tan claro... o quizás sí pero le está costando aceptarlo.


Cuando uno elige un camino, tiene que dejar morir otros -decía mi psicóloga- y yo decidí dejar morir ese camino en el qué cualquier obstáculo servía para desandarlo.
Sé cual es mi deseo, sé qué van a haber obstáculos y sé qué si el deseo no se consigue, no va a ser por qué yo no sea capaz de sostenerlo.


Estoy practicando el sabio arte de la constancia...


Desideratum: Lo deseado.

4 comentarios:

sebinsky dijo...

La constancia...muy esquiva para mi, pero espero poder dominarla algún dia...
Un abrazo!

Charruita dijo...

fuerte tu post! que palabras tan sabias...
me las llevo grabada...suerte en el emprendimiento de la constancia...

manolito dijo...

hay q dejar morir un camino para seguir otro..
creo q es difícil si quiera planteárselo.
de todas formas, siempre te deseo lo mejor.
besos.

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Amiga Pa'ganá:

Sencillamente Amen!!!


Todo lo mejor para ti!!!

PS: Debe ser Semana Santa. Resucité, algo crucificado –nada del otro mundo-, no tuve que pasar por el agobio de la muerte y aquellos los tres días, pues, quién me va a lavar el vendero loco después?