12 julio, 2013

Cambalache VII

El último cambalache lo debo haber escrito hace años, cuando todavía los blogs eran visitados y comentados por grupos de seguidores... Qué tiempos aquellos! Cuanta gente conocí en este lugar. Buenos recuerdos (algunos, otros mejor ni mencionarlos). 


Y aquí va entonces, haciéndole honor al tango, la biblia junto al calefón.

  • Terminar un libro me deja siempre me deja sensación de pérdida. Luego de terminarlo ando unos días sintiendo que me falta algo.
    Afortunadamente hay muchos libros para leer, aunque si comienzo a leer otro libro inmediatamente después de terminar el anterior, siento que no es lo que estoy buscando. Tengo que tener un tiempo de desintoxicación.
  • Ayer una empresa gigantesca terminó con la una de las tradiciones del balneario en el que vivo. Un supermercado de familia que ha estado aquí, en El Pinar, desde hace mucho tiempo, fue comprado por una cadena de supermercados. Ver los pasillos llenos de gente vestida de negro haciendo cuentas y cambios da la sensación de estar presenciando una usurpación. Lamentamos muchísimo el cambio. 
  • Conocí al retoño de 3 meses de una amiga... Precioso Maurito. Es alentador ver que la gente de mi generación sigue teniendo hijos, quizá algún día yo me atreva a traer otro príncipe al reino. Veremos... 



2 comentarios:

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Te leo, te recuerdo, me recuerdo...

Tiempo aquellos, no?

Un beso enorme, desde tu allá y desde mi acá.

Todo lo mejor para ti.

Noel Martinez dijo...

Qué alegría saber de tí! :D Un abrazo enorme!!