10 setiembre, 2006

Invierno de 92


Tenía uno poco más de 17 años y todavía se me hacía un nudo en la garganta cuando escuchaba "Wish you were here", de Pink Floyd recordando aquella pena de amor que ya tenía dos años.
Cursaba 5º año de liceo, esta vez con más éxito que la anterior porque ya no me pasaba horas en la cantina del liceo jugando al Truco*.
Llevaba meses peleada con mi hermana del alma. Obvio, por un tipo, el rubio de la discordia que no tuvo mejor idea que dejarme a mi y ponerse de novio con mi mejor amiga... Igual, nunca me gustaron los rubios, jeje Pero como dolió que mi amiga le diera el gusto, en fin...
The Cure, mi banda favorita durante la adolescencia me llenaba de amor los viernes con Friday I'm in Love y seguramente daba la única excusa para salir con aquel flaco, porque era lo único que teníamos en común.
Me había llegado el momento del pire y como nunca le entré ni a las drogas ni al alcohol, se me dio por el esoterismo, así que invertí algo de dinero en cursos de Alquimia (?) No aprendí a transformar metales (una pena!), pero de última, aprendí algo de simbolismo, no estuvo tan mal.

Leía a Bach y evaporaba nubes con el pensamiento. Don Juan Matus dejaba sus enseñanzas con la voz de mi madre en las íntimas reuniones familiares al rededor de la chimenea de la cabaña en donde vivía con mis viejos.
Al límite de faltas en matemática, fue la única vez en mi vida que entré a clases un 14 de agosto, aniversario de la muerte de Liber Arce, un estudiante Uruguayo asesinado por las fuerzas represivas del presidente Pacheco Areco (puaj). El "profesor" de matemática, el Goy Ortiz, no era más que otro milico puesto a dedo durante la dictadura, que aprovechó la oportunidad para hablar pestes del mártir estudiantil... Habré traicionado mis principios entrando a clase, pero también me di el gusto de hacer callar al viejo facho, bajo amenaza de denunciarlo por hablar de política en horas de clase. Pequeños placeres...
Y así pasó mi invierno del 92, el último invierno antes de que toda mi vida cambiara para siempre...

Vos te acordás en que andabas en ese invierno?

*Truco: popular juego de cartas, super divertido aunque adictivo. Dificil de aprender a jugar si no se le dedica mucho tiempo (por eso no entraba nunca a clases).


Powered by Castpost

Si!! escuché el último disco del Cuarteto de Nos, me encantó!

28 comentarios:

Froymario dijo...

Mmmm no creo que nada interesante me hubiera pasado tenía apenas 11 años, quizá mmmm nos parecemos en que al igual que mi mamá estudiaba esoterismo, ella estudiaba y pues yo también, de ahí en fuera creo que no eran días muy agradables, creo que en el 2000 fue cuando cambió mi vida, y mira que sigue cambiando...un beso

Câline dijo...

Invierno del 92...
Tenía doce años, estaba en octavo grado y me iba mal en matemáticas. Pasé todo el año con un profesor particular que me enseñó todos los secretos de las matemáticas y, después de ese año, eximí por siempre la materia!!
No recuerdo nada más... seguro lo más importante seguía siendo jugar a las muñecas.
Un beso, me encanta este post tan largo y tan sentido... recordar es bueno.
Gracias por no dejarnos, se te quiere mucho.

tripacio dijo...

noooooooooooooooooooooooooooooo, es que noooooooooooooooo
por fin puedo hablar con alguien que haya leído a Don Juan (sus enseñanzaas y demases libros)....

buen punto aquello de que la música marca momentos y deja en la mente la situación en la cual se escuchó...

sí, me acuerdo...
tratando de terminar de estudiar...
había reprobado...y buscaba una forma de salir pronto y entrar a la universidad...todo un atado... no fue un buen año....



saludos.

Korkuss dijo...

Destaca un romance de infancia, una buena temporada de teatro y la boda de una de mis hermanas.

Y entonces qué pasó contigo en el 93? Y por qué te acordaste ahora del 92?

kanaima dijo...

El 92? Demasiado ñajo (niño) para hacer algo importante... Bueno, fue mi primer contacto con la política: mi padre mirando la televisión, esperando noticias de Venezuela y llamando a su casa allá. Hubo un golpe.

Irarrazabal dijo...

Invierno del '92...

Chile conmemoraba un año de la muerte de un centenar de personas en un aluvión sin precedentes en la zona desertica del norte del país.

Mi primer año de universidad, esa que nunca me dió el lujo de verla vestida de gala, pues jamás me pude salir del torbellino emocional en el que me enrredé, con tan solo 16 años...

Tiempo de primeros amores, amores limpios, sanos, nuevos y al mismo tiempo poco entendidos.

Pagana, me has hecho llorar... ya no quiero recordar...

Raul dijo...

Bueno, ese año dejé de tomar biberon (a los seis) que verguenza ¿no?.
Un año despues todas las celulas de mi cuerpo serían renovadas por primera vez desde que nací.
y un poco mas de un año antes nacería mi hermana, mas tarde conocido como "pendeja de la @#*/€%@$=#ª"...

Es un gustazo leerla de nuevo, aun que no se engañe ya que vine a verla de vez en cuando...

Un saludo desde Chile, nos leemos pronto y la espero por mi "casa"

Barre dijo...

Señorita!
esas historias tan buenas de recuerdos intimos--

En el inviern odel 92 tenia 5 años seguramente entraba a la basica no tenia desarrollada la memoria se nota?

bueno pero me recuerdo cuando estaba dentro del vientre de mi madre

pero eso es otra historia

saludos

.:soplador:. dijo...

hola, vengo del blog de caline, ...ese invierno, un poco en lo mismo pero aun mas represion y menos conciencia, colegio de monjas puras mujeres y todo el entorno enfermo de fasismo, no me contagiaron, sali de ahi camino hacia mi, todo bien, ya paso.

sebinsky dijo...

Enseñame a jugar trucooooooo
En la universidad deberian enseñar alquimia, astronomia y todas esas cosas...pucha que seria entretenido jajajaja
Saludos!

luissifuentes dijo...

ahhh los recuerdos...amor, por esta vez yo,paso......prefiero fantasear con el futuro.

aceptó su invitación a cocinarle en Uruguay.....le deje una receta facilita en mi blog ....besos

Rocío dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Rocío dijo...

Para ese entnces tenía 14 años, estaba en 1º medio...mi vida se movia entre las clases de danza y el colegio...después de 7 años de tomar clases de danza decidí (ese invierno) dejarlas, y así tener más tiempo para el colego y la vida social. Ese año conocí al que sería mi 1º"pololo" (novio)...fue un buen año...chori recordar.


Besotes....Rocío

Rodrigo dijo...

saludos cariñosos...uffff...como me has hecho una bola de recuerdos...el año 92 cambia mi vida radicalmente (largo para contar en un comentario como este)...año 92 y la precocidad acostumbrada me tendrá dando tumbos y tumbos...año 92 y la vida misma hecha luz...hecha sombra...año 92...un poquitito de años más que tu....

querindote desde este lado del planeta...robando letras a Benedetti y esperando tu sonrisa de costumbre...

beso y abrazo re-cariñoso.

Rafa dijo...

en ese invierno se anegó mi sombra...

Diego dijo...

En el 92 tenia 12 años...mejorando en el colegio y empezando a conocer la buena musica...en lo que para ti era invierno para mi era temporada seca de vientos y contando dias para mi cumpleaños...

Caty dijo...

Estaba estudiando, en Quebec, primer invierno muy invierno, nuevas impresiones, nuevas experiencias, nueva gente, nueva lengua, nuevos amigos, nuevo futuro: el de ahora, con mi esposo francés, en otro pais...

Juan Manuel dijo...

Seguramente me estaría fumando algún porro con amigos luego de tomar medio y medio ya que en esa época ya le había agarrado asquito al vino.
Seguramente pensaba "este año si!" porque Nacional hacía rato que no salía campeón. Salió campeón ese año.
Seguramente estaba contento de haber dejado de estudiar en la Universidad... la mejor decisión de mi vida!
Seguramente ya estaba tocando en la banda que quería tocar.
Seguramente pensaba que me las sabía todas... al igual que siempre.

rafico dijo...

Hola querida Pagana

No quisiera pasar por lastimero, pero evocar mi adolescencia es evocar páginas crueles de mi país.
creo que mi generación quedo marcada por un estigma y vivencio el horror en carne propia, sentimos como el Narcotráfico toco nuestras casas.

La época que evocas fue dura (Bombas, magnicidios, dinero fácil…). Pero junto con ello recuerdo que en esa época era virgen aún,escuchaba a Gun's and roses. Leia a Gibran. Tomaba Chocolisto…

Como sabrás en estas latitudes las estaciones no son marcadas, así que la melancolía de un invierno no me es sugerente.

Un abrazo, hasta pronto.

pedro dijo...

En el sur de Chile juegan al truco.

Y ese verano, déjame pensar... cumplía nueve años.

Apenas pensaba.

Puro imaginaba.

P

Korkuss dijo...

@----->-----------------

sanshiro dijo...

waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, muy bonito muy bonito, pero que paso despues?? que fue lo que cambio tu vida?? haaaaa, por cherto, ya estais linkeada en mi blog, espero pases a leerme, la direccion http://blog.alamedianoche.com un beso, saludos, escribe usted muy bien

Câline dijo...

Todo bien?
Saludos desde aquí.

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Amiga Pa’ganá.

He estado alguillo perdido…, la tecnología y yo nos llevamos fatal. Ya estoy de nuevo por aquí, espero que por algún tiempo.
Sobre su post…, en el 92, yo tenía 29 años. Era verano, ya sabes esos detallitos de los hemisferios, y yo andaba descubriendo lo que sería, cosas de la vida, el país donde ahora vivo.

Todo lo mejor para ti, siempre.

Ipnauj dijo...

La suerte estuvo de mi lado. En mi trabajo me mandaron a hacer algunos reportajes a la Expo Sevilla. Inolvidable.

Un gran saludo.

Juan Solo dijo...

También me daba pequeños placeres semejantes al tuyo, me vestía como Kurt Cobain detestaba hacerlo y tenía sexo en playas del Pacífico que hoy en día ya no son vírgenes... lindo.

charruita dijo...

jejej me trajiste recuerdos...
en el invierno del 92 andaba re pirada con mi mejor amigo por las calles de Montevideo...nos tomabamos hasta el agua de los floreres...escribiamos poesias en el Sorocabana de la calle Yi...fumabamos la hierba de los dioses, leíamos a Castaneda, discutíamos sobre boludeces, y nos creiamos revolucionarios...pero eramos unos soñadores, nos vestíamos de negro, escuchabamos a Pink Floyd, Led Zepellin, y demás...y claro, eramos felices!

Pablo Perro dijo...

Y vaya que es dificil aprender al truco, mi parte yorugua ha tratado de enseñarme sin éxito. Por otro lado me sorprende que piense que el dominó sea un juego solo para niños.

92... que era de mi el 92? creo que estaba llegando a vivir en las costas del golfo de California, escuchaba básicamente la misma música que tu, aunque no leía a Don Juán gracias a la amistad con Jonathan Ott por un lado y con "Pancho" (Un verdadero chaman, seguro que lo era porque no aparentó nunca serlo), que me aclararon que Castaneda era un buen farsante. Tuve mi primera novia (A los 18!) que resultó ser hija del presidente municipal (Y yo tan rojo). Aprendí a Bucear y a comer lo que pescaba, conocí a mi mejor amigo, creía en que algún día trabajaría para la sociedad Cousteau.